Una de las mejores maneras de aprender es prestar mucha atención, no solo a lo que nos dicen, sino a lo que nos muestran. Los niños aprenden más mirando que oyendo. Nuestros comportamientos son decisivos en su educación. No es suficiente decirles como, hay que demostrárselo, que nos vean hacer y comportarnos como decimos que hay que hacer.

Su atención se pueden centrar en nosotros en cualquier momento; cuando más despistados estemos, allí estarán ellos mirando y aprendiendo. Hay que cuidar lo que hacemos y lo que decimos, sobre todo cuando no les hablamos directamente a ellos.

Exposure program, manual, shutter speed 1/40, f/8, iso 200, lens DT 18-55mm