Category: Tren


Museo del Ferrocarril (I)

“El Museo del Ferrocarril de Madrid se abrió al público en 1984. Su sede es la antigua estación de Delicias, uno de los ejemplos más claros y representativos de la arquitectura industrial española, que se inauguró en 1880. Ofrece una selección de vehículos y piezas relacionadas con el ferrocarril, que pretende mostrar la evolución diacrónica de este modo de transporte. El Museo tiene la misión fundamental de comunicar la realidad ferroviaria, tanto histórica como actual, promover el conocimiento del transporte ferroviario, impulsar la investigación sobre el ferrocarril y poner en valor el patrimonio ferroviario, todo ello con vocación de servicio público. A estos objetivos contribuye de manera fundamental la reciente apertura de la Sala de consulta del Archivo Histórico Ferroviario y la Biblioteca Ferroviaria, al igual que la conservación y constante ampliación de la Fototeca.

La visita al Museo del Ferrocarril de Madrid permite conocer una completísima colección de material histórico ferroviario. La nave central de la estación alberga una muestra muy variada de locomotoras y coches de viajeros, a través de la cual se puede comprender la evolución de la tracción (vapor, eléctrica y diésel) en el más de siglo y medio de existencia del ferrocarril en España, y las distintas condiciones en las que viajaron los pasajeros de estos trenes. A ambos lados de esta nave se abren varias salas temáticas, entre las que figuran la dedicada a antiguos relojes de estaciones, otra dedicada a modelismo, con maquetas animadas, y una tercera en la que se explican los principales elementos de la infraestructura ferroviaria, es decir, de la vía. En las vías exteriores se encuentran el enclavamiento de Algodor y su puente de señales, un elemento singular de nuestro patrimonio industrial puesto en marcha en 1932, que cuando estaba en funcionamiento en la red ferroviaria permitía controlar a distancia los cambios de aguja y las señales; y la cafetería del Museo, instalada en un coche restaurante de 1930.

El Museo del Ferrocarril de Madrid cuenta con actividades muy variadas y brinda la posibilidad de viajar entre Madrid y Aranjuez en un auténtico tren histórico, el Tren de la Fresa, todas las primaveras y otoños. Acoge exposiciones temporales variadas y ofrece diversas actividades orientadas a los niños y las familias, como talleres didácticos y representaciones teatrales, conciertos, visitas guiadas y diversas jornadas de puertas abiertas que coinciden con el Día Internacional del Museo o con distintas efemérides de la historia del ferrocarril, además de ofrecer un mercadillo de modelismo el primer domingo de cada mes.” — http://www.museodelferrocarril.org/informacion/principal.asp

Advertisements

¿Cuando pasa el siguiente?

Perdido. El tren pasó hace mucho. No hay nadie al que preguntar cuando pasa el siguiente. Y yo cada vez me siento más pequeño.

Recuerdos de infancia

Nunca he sido aficionado a las maquetas pero me habría gustado serlo. Me llamaban la atención de pequeño. También recuerdo los trenes de mi padre. Nunca montó una maqueta ni siquiera una vía, pero tenía unas cajas con todo lo necesario y sí recuerdo haber sacado los vagones, las locomotoras y otros aparejos para jugar con ellos.

Cuando veo maquetas de trenes no puedo evitar acordarme de él.

De camino al Museo del Ferrocarril. Que mejor manera de empezar el trayecto que en un tren. Así durante el camino se puede ir explicando a los más neófitos como funciona el tren y como eran antes.

Desde el tren

No está tomada desde la cabina sino desde el primer vagón. Tenía un cristal muy sucio en medio además del parabrisas de la cabina, también bastante sucio.

Era un día muy soleado y el conductor había bajado la cortinilla de protección hasta la mitad del cristal, por lo que me dejaba muy poco margen de maniobra a la hora de fotografiar.

A la derecha de la foto he dejado un poco de su cabeza y se pueden adivinar sus gafas.

%d bloggers like this: