Hay ocasiones en la que uno se cansa de esforzarse. Sobre todo si no se obtiene ningún resultado. Te preguntas si sirve de algo, no ya lo habitual sino el aporte extra que realizas, cuando te sientes tan solo. Bajas a un tocón a descansar y ves otros similares a tí. Rodeado y solitario. De nada sirve hablar, tampoco pedir ayuda, cuando no te oyen.

Pero hay que volver a levantar el vuelo y continuar. Los polluelos aún no oyen, pero ¡cómo gritan!

Exposure program, shutter priority, shutter speed 1/160, f/5,6, iso 100, lens 75-300mm

Advertisements